Disfraz fácil de carnaval para chica
Disfraces

Vestido de carnaval fácil para chica

Este año me tocó hacer un par de trajes de carnaval extra, porque mi pobre madre se lesionó el codo y no podía coser. Y no sabéis lo que me alegro, porque a hacer las cosas se aprende haciéndolas y esto me sirvió para aprender.

El vestido es una especie de túnica ajustada, sin mangas y con capucha. Dependiendo del estampado que elijamos, puede adecuarse a un disfraz u otro, es solo cuestión de ponerle algunos complementos.

Os explico cómo hacer la túnica. Elegí para hacer el patrón un vestido que tenía y adapté las medidas a las que me pasaron: hombro, pecho, cintura y cadera, adecuando el largo al deseado. Lo más fácil es hacer 1/4 y luego hacer los patrones dobles, porque en este caso no tenemos derecho ni revés.

Con un dobladillo sencillo rematamos las mangas y hacemos el bajo con uno un poco más ancho para poder introducir una goma elástica que frunza un poco el vestido.

El cuello lo hacemos sin escote y cortamos a la mitad la parte delantera para añadirle el cierre, con velcro (como hice yo en esta ocasión) o con una cremallera, como queramos. Luego hacemos la capucha, dejando dos tiras un poco más largas al final para poder superponerlas con otro enganche y que quede bien rematado el vestido. Unimos la capucha al vestido, haciendo que la parte del cuello case más o menos bien y ¡listo!

En este caso el estampado era de dálmata, así que añadí unas orejas en la capucha y ¡listo! El año que viene podría reutilizarse para disfrazarnos de vaca, cambiando las orejas, añadiendo unas ubres a la parte delantera del vestido y también un cencerro en el cuello y ¡listo! Tenemos un 2×1 muy fácil.

Como me sobró algo de tela le hice unas calzas para tapar el calzado y un bolsito a juego. ¿Qué os parece?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *