Pasillo de Navidad
Navidad

Cómo decorar un pasillo de Navidad

Hoy os voy a enseñar la última «liada» de este año y es cómo decoré mi estrecho pasillo de Navidad. Como todos sabéis mi casa tiene un pasillo de la muerte, muy bien aprovechado eso sí, como por ejemplo con esta bibliblioteca hecha con especieros de Ikea para los libros de los peques.

El caso es que tengo muchas ganas de pintarlo porque tiene un amarillo pollo que no me gusta nada pero que, por falta de tiempo y dinero, lleva unos cuantos años así. El caso es que me daba un poco igual «estropearlo un poco» así que me lié la manta a la cabeza y monté este pequeño «pueblo del polo norte» simulando una casita en cada una de las habitaciones.

Así era mi pasillo antes de todo el lío:

Materiales que necesitáis para hacer este Pasillo de Navidad

  • Papel para forrar los cantos de las puertas. Yo utilicé el típico papel crespón y con un paquete me sirvió para 1 puerta, por lo que con 5 (aproximadamente) tuve suficiente.
  • Papel de embalaje para forrar la pared (si queréis tapar el color del fondo)
  • Cartón y pintura roja para hacer los tejados y la barandilla
  • Guata o algodón para simular la nieve
  • Opcional: cordón para colgar postales y cartas de navidad
  • Opcional: wasitape o decoraciones para las puertas
  • Opcional: luces led pegadas a los tejados. El efecto por la noche es ¡precioso!
  • Herramientas: celo. Mucho mucho mucho celo. Cinta de doble cara y silicona caliente.
  • Y el material más importante: MUCHA PACIENCIA (Pensé en renunciar muchas veces, no os creáis)

Fotos del proceso

Puertas y paredes

Lo primero es forrar las puertas y las paredes. Luego, poner algo de nieve en la parte de arriba (yo la pequé a la escayola para que hubiera un pequeño hueco entre la pared y ella)

Tejados

Lo siguiente es colocar los tejados. Si os soy sincera… dudo mucho que duren ahí puestos toda la Navidad… Fui pegando trocitos de guata para simular la nieve

Decoración extra

Lo último, poner toda la decoración que queráis. Hay millones de ideas por internet. Yo quería un espacio para colocar todas las postales de Navidad (que hacemos y que nos envían) y las manualidades que van haciendo los niños. Es una pared muy grande, así que también añadí una especie de barandilla. ¡Quedó así de chulo! ¡Me encanta el resultado!

Y lo que os decía, si le ponéis lucecitas a los tejados quedan… ¡preciosas las casitas! Os pongo fotos (aunque no se aprecia muy bien lo chulo que quedó:

Extra

¡Por cierto! Aquí os dejo el tutorial de la puerta decorada como «Merry Grinchmas» por si os apetece copiarme. 😉

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *