Manualidades

Calabaza de Halloween

¡Feliz Halloween! La verdad es que esta fiesta está cada vez más instaurada en nuestro país (cosa que me encanta porque está bien visto disfrazarse y ya sabéis lo que me gusta a mi el carnaval… jejeje) y es difícil no unirse a ella.

Este año hice, por fin, mi primera calabaza de Halloween y la verdad es que es muy fácil (hacerla, porque lo que es conservarla…).

Hay que cortar la calabaza por la zona superior, yo lo hice un poco en diagonal para que quedase bien sujeta al vaciarla. Luego, con una cuchara, vas quitando poco a poco todo el interior. Cuando está bien limpia, es hora de hacerle «la cara». En mi caso lo que hice fue imprimir un patrón y calcarlo un pelín, para que no quedase descompensada (dibujo tan mal que fijo que un ojo le quedaba más grande que otro, la boca torcida.. y mil cosas más. ¡Y ya está! Fácil ¿verdad?

 

El problema llega a la hora de que se mantenga «viva». La calabaza era para llevar al trabajo y tenía tantas ganas de llevarla que la hice demasiado pronto y a los tres días estaba ya bastante pocha y tuvimos que tirarla. ¡Afortunadamente le habíamos hecho una buena sesión de fotos! El año que viene trataré de buscar trucos para que aguante un poquito más.

Bizcocho de calabaza

Y de premio… ¡un rico bizcocho de calabaza! Que por cierto quedó buenísimo. Aquí tenéis la receta.

PD. Las fotos chulis de la calabaza en la ofi son de mi compañera Mar 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *