Calendario de Adviento
Navidad

Cómo hacer un calendario de Adviento

Este año nos hemos decidido a hacer un calendario de Adviento personalizado. Los que se compran tienen unas chocolatinas minúsculas y si os pasa como a mí que sois más de uno en casa, al final o se pelean por ella o tienes que tener dos.

Así que este año decidimos hacer uno personalizado, con muchas cositas ricas que nos gustan y alguna que otra sorpresa ¡como los superzings!

En este vídeo os enseño lo fácil que es montar un calendario de Adviendo con rollos de papel higiénico.

Materiales

  • Rollos de papel higiénico. Yo aproveché unos que tenía por ahí reciclados del parking de coches que había preparado hace unos años.
  • Silicona caliente, pegamento y tijeras
  • Cartulinas, folios, rotuladores…
  • Papel craft para la parte que vamos a romper cada día
  • Wasitape para perfeccionar los bordes

Pasos para hacer el calendario de Adviento

Lo primero es montar la estructura. Tened en cuenta que tenéis que tener 24 rollos. El formato árbol es muy bueno porque luego lo podéis poner de pie. Yo pegué los rollos entre sí con silicona caliente.

El siguiente paso fue cerrar uno de los laterales. Yo empecé con el papel craft, es decir, el lado por el que abriremos cada día. Y os explico por qué… porque a la hora de pegar los números, ese papel es medio transparente y podéis ver exactamente dónde colocar cada número. También tenéis que forrar todo el contorno (o pintar los rollos…)

Una vez tenéis eso listo, es hora de poneros con los números. Yo saqué una plantilla de pinterest. Como no tengo impresora a color, os cuento un truco. Volteé la página de tal forma que los números me quedaban al revés, y lo imprimí en un folio. Luego cogí un tupper, le metí debajo el móvil con la linterna y puse el folio boca abajo. De esta forma la parte que me quedaba a mi para colorear estaba bien y podía darle color. Solución barata para que os queden unos números muy aparentes.

Para darle un poquito más de color hice unos círculos de cartulina que utilicé como base para los que había pintado. Luego pegadlos en el lugar que que queráis. Acordaros que el papel craft transparenta bastante, por lo que os será fácil acertar con los huecos.

Lo siguiente es la parte más divertida… ¡¡rellenar los huecos con mil cositas ricas!!

Para finalizar, cerramos la otra parte y repasamos los bordes (he de deciros que a mí me quedó fatal) con wasitape. Y ¡listo! Ya os contaré qué tal para abrir cada día el hueco, pero mi idea es ir troquelando con un punzón porque si lo hago a lo burro es probable que me cargue todo el calendario jeje.

Aquí os dejo unas fotos del calendario de Adviento terminado, para que pilléis ideas para hacer los vuestros.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *